El Real Oviedo, campeón de Asturias

PRIMERA DIVISIÓN:

 Otro fracaso del Antonio Rico

Saúl Viñuela frente a Samuel Castelao. QUIQUE64
Saúl Viñuela frente a Samuel Castelao. QUIQUE64

El Real Oviedo logró otro pleno, esta vez frente al Alfil, gracias a las victorias de Alberto Andrés, Iván González, Iván Andrés, Aitor Alonso, Ignacio Bajo y Enrique Aparicio. El conjunto oviedista ya es campeón matemático de la prueba, pues aventaja en más de seis puntos al segundo clasificado, que ya no es el Antonio Rico, sino el Grupo Covadonga.

Los carbayones, aunque tuvieron algunos momentos de debilidad en los que perdieron un par de encuentros, uno frente al Grupo Covadonga y otro ante el Antonio Rico, y no pasaron del empate frente al Siero, puntuaron de forma totalmente contundente en muchas jornadas. A día de hoy han totalizado nada menos que cinco plenos, por lo que son holgados, justos y merecidos campeones de Asturias.

De pie: Álvaro Blanco, Ignacio Bajo, Arturo Pruneda y su hijo Mateo, David Bruce, Jorge Martín, Santiago Bertault y Sergio Fernández. Sentados: Alberto Andrés, Iván González, Enrique Aparicio, Iván Andrés y Aitor Alonso. SERGIO FERNÁNDEZ
De pie: Álvaro Blanco, Ignacio Bajo, Arturo Pruneda y su hijo Mateo, David Bruce, Jorge Martín, Santiago Bertault y Sergio Fernández. Sentados: Alberto Andrés, Iván González, Enrique Aparicio, Iván Andrés y Aitor Alonso. SERGIO FERNÁNDEZ

La labor que ha desarrollado este club en los últimos tres últimos años sólo puede calificarse de excelente. El éxito de la gestión debe anotarse en el haber del joven Sergio Fernández, que es el alma mater de la resurrección de la histórica sección de ajedrez del Real Oviedo, que desapareció hace unos cuantos años por los problemas económicos de la entidad y volvió con fuerza inusitada hace tres temporadas. En este cortísimo espacio de tiempo ha conseguido recursos económicos suficientes y una sala estupenda, ha organizado una escuela importante, ha incorporado unas cuantas decenas de ajedrecistas y ha formado un primer equipo de enorme fuerza. Chapeau!!! Mi más cordial y sincera enhorabuena a Sergio Fernández y a todo su equipo de colaboradores porque con imaginación y esfuerzo han hecho posible este rotundo éxito de la sección de ajedrez del Real Oviedo. Ahora ya sólo queda desear que la sección de fútbol emprenda también el mismo camino, porque me ha fastidiado la quiniela estas últimas jornadas. Ay, el oviedín del alma!

Mientras disfruto de este magnífico trabajo, tan exitoso y tan beneficioso para el ajedrez asturiano, me vienen a la cabeza, ahora que estamos en tiempos de mudanza federativa, aquellos, demasiados, que hablan más que las cotorras y trabajan menos que las cigarras. Acuérdense de la celebérrima fábula de Esopo, aquel genial pensador heleno que nos aleccionaba con los ejemplos de comportamiento de la hormiga y la cigarra. Recuerdo y visualizo mentalmente a muchos de los que se presentan para arreglar el mundillo del ajedrez y pierden el culo por hacerse directivos o miembros de comités u otras gaitas cuando su curriculum vitae no da para completar la mitad de una mísera octavilla.

Los hay que no acabaron el bachillerato y otros que ni siquiera han sabido resolver su propia situación personal ganándose un puesto de trabajo. Incluso los hay que nunca han cotizado un mísero euro a la Seguridad Social, pero te dan clases de todo lo que hay que hacer en cada situación. Te cruzas con ellos y te imparten una conferencia e, incluso, emiten doctrina en las mefistofélicas redes sociales. Algo muy parecido pasa en la política y así nos va.

Debería ser necesaria mucha más formación, mucho más meritoriaje y menos dar la lengua, que de salva patrias estamos vacunados tiempo ha, en especial en Asturias, donde hay que soportar a cada tarugo parlante e inoperante que hay que armarse de paciencia cada dos por tres. ¡Ya no doy abasto con los ansiolíticos!

Dentro de muy poco habrá renovación en los distintos puestos de mandatarios de la Federación de Ajedrez del Principado de Asturias. Malicio, ojalá me equivoque, que varios serán de este jaez. Que Caissa nos proteja, porque cada año que pasa somos menos y cada temporada que empieza tenemos menos infraestructura. Todos ellos que aspiran a mandar en algo deberían tomar buena nota de lo que es un trabajo bien hecho y si no saben, no pueden o no han demostrado que son capaces de hacer algo similar, deben marcharse a su casa. Allí estarán bien y a todos nos iría muchísimo mejor.

Ricardo Brosa frente a Jesús Lobo. QUIQUE64
Ricardo Brosa frente a Jesús Lobo. QUIQUE64

Dejaré las disertaciones y volveré a la jornada del Campeonato de Asturias de clubes. El sábado asistimos también a otro fracaso del Antonio Rico, este de dimensión sobresaliente. Esta vez fue frente al Grupo 64, con el que perdió por 1,5-4,5. Sólo Javier Agüera, que venció a Iván Torre, y Eduardo Palacio, que hizo tablas con Ignacio Fernández, lograron puntuar. Enrique Álvarez, Julio Uría, Fernando García y Sergio Arias, éste por incomparecencia, fueron derrotados por Francisco Iglesias, Lucía Fidalgo, Marco Marino y Jesús López de Lerma. Poco que decir al respecto. El conjunto gijonés, segundo del orden de fuerza, se presentó como aspirante al título y quedó fuera de la lucha mucho antes de tiempo. Ahora deberá pelear por la segunda plaza o, incluso, por la tercera porque, al ritmo que lleva en las últimas rondas, puede quedarse fuera de las medallas.

El Grupo Covadonga, que perdió mucho potencial esta temporada con la marcha de Enrique Álvarez y de Julio Uría al Antonio Rico, en un viaje que, muy probablemente, lamentan hace semanas, está realizando una campaña muy notable y, aunque no pasó del empate frente al Mieres del Camino, se ha colocado en el segundo lugar de la tabla. Saúl Viñuela y Julio Boudy perdieron con Samuel Castelao y Juan Villemur, Daniel Centrón y Alejandro Ortiz ganaron sus compromisos frente a Javier Llaneza y Ulpiano Fernández, mientras que los duelos entre Jesús Lobo y Ricardo Brosa y Miguel Marino y Sergio Menéndez finalizaron en tablas.

El Valdesva protagonizó otra sorpresa y otra machada notable al derrotar al Oviedo 93, que lleva un mes de abril para olvidar. Santiago Arias, Ángel Garrido, David Arias y Jesús Martínez ganaron a Javier Menéndez, Ángel Alonso, Armando Pis y Juan Ramón González; Martien Hellinga perdió ante Juan Ramón Rodríguez y Pablo Suárez finalizó en tablas con Antonio Acebal. Este estupendo e inesperado resultado de los trevienses les pone, por el momento, fuera del descenso, empatado a puntos con el Ciudad Naranco, pero con mejor desempate, pues vencieron en el encuentro particular. Todo queda, por lo tanto, pendiente de lo que suceda en la última ronda.

Julio Boudy frente a Juan Villemur. QUIQUE64
Julio Boudy frente a Juan Villemur. QUIQUE64

El Ciudad Naranco, actual campeón, se ha complicado mucho la vida al perder 2-4 frente al Ensidesa. Juan Acosta, Nathaniel Capote, Pablo Rivas y Sara Olivares perdieron con Javier San Claudio, David Vigón, Saúl Pérez y Juan Manuel Alvariño. Sólo Luis Marcos y Javier Reno puntuaron tras vencer a Jordi Fernández y Miguel Ángel Lanza. Los naranquistas están antepenúltimos y, por tanto, en puesto de descenso. Para eludirlo deberán realizar medio punto más de los que logre el Valdesva. En el caso de que no lo consiga, y si la memoria no me falla, sería el primer campeón asturiano que descendiera a la temporada siguiente de firmar el éxito. Por otra parte, el Ensidesa se coloca a tan sólo medio punto del podio.

Por último, el Siero venció con facilidad al Universidad por 5,5-0,5 y se coloca en el quinto puesto de la clasificación, la cual, a falta de la última jornada por disputar, está del siguiente modo: 1º. Real Oviedo, con 45,5 puntos; 2º. Grupo Covadonga, con 39 puntos; 3º. Antonio Rico, con 37,5 puntos; 4º. Ensidesa, con 37 puntos; 5º. Siero, con 32,5 puntos; 6º. Mieres, con 30,5 puntos; 7º. Oviedo 93, con 30 puntos; 8º. Grupo 64, con 29,5 puntos; 9º. Valdesva, con 24,5 puntos; 10º Ciudad Naranco, con 24,5 puntos; 11º. Alfil, con 17 puntos; y, 12º. Universidad, con 12 puntos.

El próximo sábado se disputará la undécima y última justa del campeonato, en la que el cuadro de enfrentamientos será este: Ensidesa-Grupo Covadonga y Mieres-Antonio Rico, dos encuentros decisivos para la composición final del podio; Universidad-Naranco y Alfil-Valdesva, dos duelos cruciales para despejar la incógnita de quién se merecerá la tercera plaza de descenso; y otros dos que afectan ya poco a la clasificación, como son Oviedo 93-Siero y Grupo 64-Real Oviedo.

 

Ver Resultados
Ver Clasificación
Ver Emparejamientos

 

SEGUNDA DIVISIÓN:

Pablo Morán, virtual campeón

El Pablo Morán logró otra victoria cómoda y, aunque no de forma matemática, ya es virtual campeón de la categoría y, desde luego, nuevo club de Primera División. La segunda plaza de ascenso a la máxima categoría será para el Ateneo Obrero 1881 y la incógnita que queda por despejar radica en quién se adjudicará la tercera. El primer aspirante es el Gradense, que tiene treinta puntos, pero aún tiene opciones el San Juan Bautista, que tiene dos puntos menos e, incluso, pierde en el desempate. La razón es que los cangueses se enfrentarán en la última jornada al colista, el equipo de Al Paso, por lo que pueden puntuar con amplitud, mientras que los moscones tienen un hueso muy duro de roer, el segundo de la tabla, por lo que deberán enfrentarse al Grupo Covadonga. Ahí está la clave de esta plaza que permite jugar la próxima temporada en la Primera División del ajedrez asturiano.

 

Ver Resultados
Ver Clasificación
Ver Emparejamientos

 

TERCERA DIVISIÓN:

El Real Oviedo, nuevo líder. Nuevo traspié del Antonio Rico B

Parece un remedo de la Primera División. El Real Oviedo B es el nuevo líder de la categoría tras vencer ampliamente al Casino de La Felguera, mientras que el Antonio Rico B no pasó del empate frente al Valdesva. Ahora hay tres conjuntos empatados en la segunda plaza, que son el Antonio Rico B, el Antonio Rico C y el Siero C, pero éste no puede ascender pues ya tiene equipo en Segunda División, igual que tampoco puede uno de los dos conjuntos del Antonio Rico, por lo que aún hay una plaza de ascenso por la que luchar en esta categoría.

Entrada ya la noche del lunes, aún se desconocen algunos resultados de esta categoría, por lo que no es posible conocer los emparejamientos de la undécima y última jornada. Ustedes perdonarán, pero este escribidor tiene derecho a descansar. Mañana suena la corneta a las siete y media de la mañana y a las nueve en punto comienzo mi labor educativa. Me esperan veinticinco tigres. Y tigresas…

Ver Resultados
Ver Clasificación

 

Sergio Menéndez y Miguel Ángel Marino. QUIQUE64
Sergio Menéndez y Miguel Ángel Marino. QUIQUE64
Daniel Centrón frente a Javier Llaneza. QUIQUE64
Daniel Centrón frente a Javier Llaneza. QUIQUE64
Ulpiano Fernández y Alejandro Ortiz. QUIQUE64
Ulpiano Fernández y Alejandro Ortiz. QUIQUE64
Encuentro entre el Grupo B y el San Juan Bautista, con José Luis Blanco y Julián Iglesias en primer término. QUIQUE64
Encuentro entre el Grupo B y el San Juan Bautista, con José Luis Blanco y Julián Iglesias en primer término. QUIQUE64
Encuentro entre el Grupo B y el San Juan Bautista, con Adrián Argüelles y Juan Antonio Parra en primer lugar. QUIQUE64
Encuentro entre el Grupo B y el San Juan Bautista, con Adrián Argüelles y Juan Antonio Parra en primer lugar. QUIQUE64

One thought on “El Real Oviedo, campeón de Asturias

  • 19 abril, 2016 at 17:26
    Permalink

    Hombre, que el Antonio Rico B va segundo por el desempate, que ahora mismo tiene los mismos puntos que el primero (Real Oviedo B), que es con quien empata, y no con el tercero y el cuarto. Y no sé, ser segundos en el ranking inicial, y tras 10 rondas no haber perdido encuentro, estar empatados a puntos con el primero y haber conseguido matemáticamente el ascenso tampoco me parece precisamente un fracaso.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>